Nuestros derechos terminan cuando la cultura del miedo predomina

¿Cuántas veces cuando alguien viola nuestros derechos hacemos algo para impedirlo o lo enfrentamos? Algunos de los consejos más comunes que nos dan las personas cuando les contamos sobre un problema son: déjalo pasar, no hagas nada, no vale la pena, etc. Y con tal de evitar un conflicto mayor hacemos caso, en lugar de hacerle frente a la situación y hacer valer nuestros derechos.

Este tipo de conducta la vemos día a día en nuestro país, donde estamos acostumbrados y educados a no hacer nada y dejar todo pasar. Creemos que con el tiempo la situación se va a resolver y que la mejor opción es bajar la cabeza. Es decir, algunos tienen la errónea idea, que no defender nuestros derechos es lo más fácil y que aquellos que se defienden son raros o los juzgamos criticando su accionar porque no comprendemos el porqué lo hacen.

Queremos comentarles que no debe ser así, que el luchar por aquellos derechos que son legítimos y enseñarles a nuestros hijos esto, es una de las lecciones de vida más importante que hemos tenido. Desde hace varios años hemos superado obstáculos, prejuicios, críticas y demás, por defender y poner primero los derechos humanos, pero sobre todo los derechos de un menor de edad.

Hemos sido testigos que cuando las cosas se hacen por las razones correctas, pero sobre todo cuando uno no se deja caer sino que se levanta cada día, se obtienen los resultados esperados. Ponemos de ejemplo nuestro caso con el objetivo que los padres, así como nosotros, rompamos con este círculo que hemos aprendido de no hacer nada. Siempre le enseñamos a nuestros hijos que pueden alcanzar sus sueños si luchan por ellos, pero a medida que van creciendo y se van enfrentando al mundo, poco a poco continuamos apoyando la cultura de miedo en la que vive nuestra sociedad y en especial Guatemala.

En nuestro caso y como podrán leer en este blog, están detallados cada uno de los pasos que hemos dado cronológicamente, a qué nos enfrentamos y los resultados que logramos. Las personas que trataron de oponerse o ser obstáculos están enfrentando cargos jurídicos por querer violar los derechos humanos de alguien tan indefenso como es un menor de edad.

Estos son algunos de los resultados (y aún falta mucho por recorrer):

https://casocolegioaleman.com/2014/11/14/juez-emite-orden-de-captura-al-director-general-del-colegio-aleman-de-guatemala/

https://casocolegioaleman.com/2015/02/18/ligado-a-proceso-arresto-domiciliar-y-arraigo-a-alvaro-cano-director-regente-del-colegio-aleman-de-guatemala/

https://casocolegioaleman.com/2015/02/13/alerta-roja-de-interpol-orden-de-captura-internacional-a-guido-ottmar-goeser-director-del-colegio-aleman-de-guatemala/

Sabemos que ha sido largo el proceso y que hubiéramos querido solucionar esto lo antes posible, sin embargo, les podemos garantizar que si uno sigue adelante y sabe que por lo que está luchando vale la pena, se obtendrán resultados. 

Lo que queremos es decirles a todos que se puede, que podemos defender nuestros derechos, que podemos confiar en el sistema de justicia, pero sobre todo que podemos terminar con esa cultura de miedo a la que estamos constantemente expuestos. Por favor tomen nuestro caso como un ejemplo que los inspire y sea una guía si alguien se encuentra en una situación similar para que conozca qué camino seguir y que se pueden obtener resultados positivos, y así eliminar de Guatemala esa cultura del miedo que permite innecesariamente que abusen de nosotros.

¡Muchas gracias a todos por el incansable apoyo!

Etiquetas:, , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: