Importante perspectiva recibida de varios socios de la Asociación que han conocido a profundidad el caso de nuestro hijo:

Es importante que se tenga claro que ustedes han intentado, desde un principio y por todos los medios, llegar a acuerdos sensatos sin que esto tuviera que escalar los niveles actuales. Ahora esta fuera de sus manos. Este caso se debe ver en dos partes:

1) La expulsión de su hijo, el criterio equivocado y apresurado que se pudo haber enmendado desde un principio porque la voluntad por parte de ustedes siempre existió. Sin embargo fue imposible lograr una enmienda objetiva porque el poder se centralizo en una sola persona que con obsesiva intención no tuvo la humildad de reconocer un error.
2) La tremenda escalada que tuvo el caso, no porque ustedes lo promovieran, sino porque ellos simplemente ignoraron las leyes del país y se dejaron guiar por una pésima asesoría legal. Este punto en particular se salió del control porque ellos quisieron llevar esto a esta dimensión demandando penalmente a su hijo y otros dos alumnos. Creyeron, repetimos, con una pésima asesoría legal, poder ganar el caso en este ámbito mediante manejo de influencias y malabarismos jurídicos, dando soporte así a la posición de no hacerse para atrás, pero ocurrió justo lo contrario.

Entonces, nuestro punto es que el disparador para pasar del nivel del punto 1 al punto 2, fue la agresividad de ellos. Es decir, ya no creyeron necesario hacer el acto de humildad y reconocer el error, sino lejos de eso, intentaron reforzar su posición mediante el planteamiento de una demanda penal contra su hijo. Lo que intentamos decir es que este mensaje puntual es muy poderoso para respaldar que las intenciones de ellos siempre han sido perversas. Las de ustedes no, ustedes han tenido que ir reaccionando a los ataques y como resultado de eso es que tienen ahora el embrollo penal contra todos los involucrados. Es importante resaltar esto ya que refleja contundentemente la mala asesoría jurídica, la postura obsesiva del director y probablemente la falta de carácter y liderazgo de quienes debieron haber tomado una postura más prudente y objetiva en pro de la perpetuidad del sistema y la Asociación/Colegio. Esto es un poco como la “Tormenta perfecta”, todo se alineo de tal manera, que lo que pudiera salir mal, salió mal.

Si, la génesis de esto es la expulsión de su hijo, pero cada quien está en su derecho y les diríamos hasta la obligación de defenderse cuando se cree firmemente que se está cometiendo una injusticia. Porqué debe prevalecer y ser aceptado como verdad única el criterio del colegio, cuando se ha demostrado en lo privado y en todas las instancias públicas, que se tomó una decisión incorrecta? Ustedes se han apegado a los hechos y a la verdad, no han difamado ni inventado nada para influenciar la opinión, ellos en cambio, en sus desesperados intentos de rescatar un total fracaso, han socializado premeditadamente el caso, traspasando los límites de la moral y del fin primordial de sus funciones como educadores, como formadores y administradores de una Institución en la que debe prevalecer ante todo la justicia, equidad y armonía, muy por encima de sus obsesiones, opiniones e intereses personales.

 

Etiquetas:, , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: